sábado, 7 de marzo de 2009

Sucesos de Otros Lares 36 PLANTAGO OVATA: Desde la India, la fibra nuestra de cada día

Imagen: adinathherb.com

El Psyllium, conocido comúnmente como Isabgol-en Hindi- o Isphaghul-ispagul o ispágula en Español-, con nombre botánico binomial de Plantago ovata Forsk y popularmente en España como zaragatona blanca, plantago rubio y zaragatona de la India; en Francia plantain de l’Inde, en Alemania Indische Flohsamen y en Italia psillio semi bianchi, es una planta arbustiva originaria del norte de la India, Afganistán, Irán y Egipto, popularizada en la India con la llegada de persas y árabes en el siglo diez después de Cristo; ahora es en éste país en donde mas se cultiva ésta fibra conocida también como Indian Flea Seed-Yerba pulguera de la India, porque cada semilla de isabgol semeja una pulga-.

Aunque el psyllium también se siembra en Pakistán, España y Francia, y en otras regiones de la India-como Rajasthan y Madhya Pradesh-; el centro más importante de cultivo extenso-55000 acres- y exportación mundial de Plantago ovata es el industrializado estado hindú Gujarat-localizado al oeste del país, fronterizo con Pakistán-porque la India es la que tiene el control mundial del suministro. En Gurajat el Isabgol-1 está dando un rendimiento de 800 a 900 kilos por hectárea y se espera con el Isabgol-2 un potencial de una tonelada de semillas por hectárea. En Europa, sobre todo en la zona mediterránea existen otras variedades de la misma familia psyllium.

La medicina tradicional de Asia occidental, particularmente la ayurvédica y Unani, utilizaron las cáscaras y las semillas de ispagul para mejorar la digestión de ciertos alimentos; en Europa se emplearon desde el siglo XVI como remedio casero. Su uso como emoliente y laxante suave se propagó masivamente a los Estados Unidos y otros países desde la mitad del siglo XIX; posteriormente al descubrirse sus propiedades antirradicales libres se ha utilizado también en cosmetología.

El ispagul crece en terrenos áridos y pedregosos; es una planta herbácea pequeña-10 a 45 centímetros de altura-de cosecha anual, perteneciente a la familia de las zaragatonas, con tallos rectos erguidos, muy ramificados, que tienen en sus extremos unas espigas cilíndricas con flores blancas, con cuatro estambres, que se agrupan en cabezuelas redondeadas u ovoides; las corolas son membranosas y de color pálido y están divididas en cuatro lóbulos acabados en punta muy aguda; las hojas lanceoladas, lineales, pubescentes y dentadas. Su fruto es un pixidio-fruto seco sincárpico, similar a la cápsula, que se abre al madurar-; cada uno de ellos tiene un par de semillas negruzcas, brillantes, de unos 3 milímetros, con una concavidad en sus costados.

Las fibras alimentarias son aquellos compuestos ingeridos en la dieta que no pueden ser digeridos por las enzimas del tubo digestivo del ser humano; las principales fuentes son los cereales integrales y la legumbres secas-en menor medida la fruta y las verduras-; hay fibras solubles que forman geles al solubilizarse en el bolo alimentario, y fibras insolubles que tienden a quedarse en la superficie del bolo y aumentar el volumen del contenido intestinal; las semillas de Plantago ovata contienen fibras solubles e insolubles en una relación aproximada de 20:80; en las cutículas, por el contrario, la relación es de 70:30 a favor de las insolubles. La ispágula, constituida por una semilla desecada y por su tegumento-cutícula-tiene un efecto unido al contenido de mucílagos, que ingeridos con agua forman un gel voluminoso que hace aumentar el bolo alimentario provocando la distensión de las paredes del intestino que estimula la perístalsis y facilita la defecación.

Las fibras alimentarias solubles modifican la absorción de los lípidos y del colesterol, y modulan la liberación de insulina, por tanto se les atribuye, además de sus propiedades laxantes, una actividad hipocolesteromielizante e hipoglicemiante significativa. El Psyllium Plantago-que las hojas parecen una planta de pie- ovata es un llantén cuya epidermis o cáscara de las semillas actúan como un mucílago hidrófilo que tiene la propiedad de aumentar 14 veces su volumen al dispersarse en agua, formando un gel que no puede ser digerido por las enzimas gastrointestinales. Los tegumentos de la semilla de plantago representan la fibra ideal por su gran riqueza en mucílagos con lo que se crea sensación de saciedad y es posible reeducar el tránsito intestinal. El Plantago es la mejor alternativa para el tratamiento de fondo del estreñimiento crónico-pues es un laxante mecánico que normaliza el tránsito intestinal-y como saciante en dietas de control de peso. Varios cereales que contienen psyllium han surgido en el mercado, y se han promocionado por sus efectos potenciales reductores de lípidos y promotores de la salud cardiaca.

La principal actividad farmacológica reconocida para las semillas de ispagul es la laxante, ya sea en casos de constipación habitual, estreñimiento post-quirúrgico y hemorroides. También es muy empleado en presencia de diverticulosis y colon irritable. Algunos estudios sugieren que la cutícula del Plantago ovata inhibe la b-glucuronidasa bacteriana en el intestino, que puede ser tóxica o potencialmente cancerigena en el colon; aumenta la eliminación de ácidos biliares por las heces-sobre todo las semillas-; reduce los niveles de colesterol sérico total y de la fracción LDL y un aumento de la fracción DDL10; mejora la curva postpandrial de glucosa en pacientes diabéticos, especialmente en los no insulinodependientes-tipo II-. El psyllium puede ayudar a prevenir o aliviar las fisuras anales secundarias al estreñimiento, aunque no existe sólida evidencia científica al respecto. Por vía externa se ha empleado el macerado en forma de cataplasma tibia, para el tratamiento de heridas y eczemas. El cataplasma caliente en caso de forúnculos y abscesos.

El psilio puede retrasar el tiempo de evacuación gástrica y reducir la absorción de algunos fármacos; en su paso por intestino, la Ispágula puede interferir con la absorción de otros fármacos-glucósidos, tetraciclinas, insulina, nitrofurantoina, cardiotónicos, anticoagulantes, vitamina B12, carbamazepina, antidepresivos, agentes antiinflamatorios, diuréticos, salicilatos, sales de litios, calcio, cobre, magnesio o zinc-. En caso de diabetes deberá ajustarse o reducirse los medicamentos hipoglucemiantes.

Existen comercializadas diferentes formas de ispágula-sobres, polvo y granulado-; las dosis usuales vía oral en los adultos, es un sobre de 3.5 gramos de 1 a 3 veces diarias, iniciando en la mañana en ayunas, aumentando la dosis si es necesario hasta un máximo de tres sobres tomados antes de las comidas. Niños mayores de 6 años medio sobre de 1 a 3 veces al día, máximo 5 gramos. Mientras se este tomando debe ingerirse una gran cantidad de agua, al menos un litro al día. Debe disolverse en medio vaso de agua, si se toma antes de la comida disminuye el apetito. El efecto aparece de 1 a 3 días después de la primera ingesta.

Entre los efectos colaterales se menciona la posibilidad de generar flatulencia o sensación de obstrucción a nivel del esófago o del intestino. Se ha informado de reacciones alérgicas, incluida la anafilaxia, asma y rinitis por inhalación de las cáscaras de las semillas de Plantago ovata, principalmente entre operarios de la industria farmacéutica y en menor cuantía en la gente común. También se ha informado de obstrucción del tracto gastrointestinal en personas que mezclan la fibra con cantidades incorrectas de agua o en pacientes con anormalidades anatómicas y/o con antecedentes de cirugías de intestino.

El uso prolongado puede causar rebote con menor movilidad intestinal, en los ancianos uno de los efectos adversos puede ser la pérdida de potasio. No debe administrarse en presencia de obstrucciones esofágicas, intestinales o de íleo; en caso de alergia, sangrado digestivo o atonía del colon; pero las semillas se pueden administrar durante el embarazo y la lactancia por periodos breves. No olvidar dejar fuera de la luz directa el envase de la fibra y el producto en la mayoría de los países se puede adquirir sin receta médica, pues se considera más un complemento alimentario que un fármaco.

Por recomendación y prescripción de un importante y excelente Endocrinólogo, mi familia y yo hemos convertido al Plantago ovata en la fibra nuestra de cada día; utilizamos la presentación en polvo diluida en agua, en forma casuística, desde una a tres cucharadas diarias y testimoniamos que tiene un efecto positivo en nuestro estado de salud. Ustedes también consuman fibra.

2 comentarios:

ANDRE dijo...

hola que tal estoy haciendo mi tesis acerca de la semilla de zaragatona, me podrias decir la fuente de la informacion publicada de este blog.Muchas gracias

Espalda Plateada dijo...

Buenas, os dejo un enlace sobre el Plantago Ovata.

http://goo.gl/cOCnLA

Saludos!