jueves, 14 de diciembre de 2017

TRAZOS AUTOBIOGRÁFICOS 28 1970

Están llegando ustedes a "la Meca de la medicina en México", así fuimos recibidos en el Hospital de Ginecobstetricia No. 2 del Instituto Mexicano del Segurio Social en el Centro Médico Nacional.  No fue una fanfarronada, efectivamente era un signo de distinción haber sido admitido como Interno Rotatorio de Postgrado en las Instalaciones más modernas y mejor equipadas del País:







Ese año realizo mi Internado de Postgrado en el Hospital de Ginecobstetricia,  en el Hospital General del Centro Médico Nacional y en el Hospital de Urgencias Pediátricas del IMSS:




Una noche necesitamos sacar una radiografía y no hay técnico, me atrevo a prender el aparato de Rayos X y saco una placa; apago el equipo pero emite un ruido que no identifico, voy a la colación nocturna de la una de la mañana, regreso y continua el zumbido, sigo haciendo historias clínicas de los ingresos y me olvido del asunto.
Al otro día me llama el director del hospital, situación única y extraordinaria porque hay muchos niveles entre él y yo. Queriendo entender qué tipo de asunto trataré con el directivo, recuerdo lo del equipo y pienso que lo he dañado. Afortunadamente el inicia la conversación y me pide por favor que suspenda el torneo de ajedrez que había organizado,  con dos premios, uno para el primer lugar por su mérito y otro al último lugar por su entusiasmo. 


Las guardias eran de 36 x 12, es decir, día y medio de trabajo, por medio día de descanso, aún así, junto con un compañero habilitamos un consultorio que atendíamos en lugar de dormir. Nuestros pacientes eran tan pobres que no solo no les cobraba sino que les ayudaba de alguna manera. Terminaba como las gallinas: poniendo. 



Como un evento muy importante  para nosotros, festejamos el primer aniversario de Tamy, con la generosa presencia del Mago Lafarga, tío de Rosita. Nuestra vida giraba en torno al desarrollo y crecimiento de nustra primogénita.





Siempre fui acompañado en mi vida por la familia Jaime Alarid, mis padres apoyándome siempre, el calor fraterno nunca faltó. Los primos Alarid reunidos frecuentemente con un espíritu gregario y mis abuelo, Papá Ricardo y Mamá Rosita como rectores de la parentela.

Sufro el robo de un Chevrolet 1956 Bel Air, el cual sería considerado ahora como un carro clásico; lo recupero en menos de una semana.

viernes, 1 de diciembre de 2017

TRAZOS AUTOBIOGRÁFICOS III 76 2014

2014 fue un año de claroscuro, una parte luminosa por las oportunidades de conocer otras culturas y una parte tenebrosa por el franco deterioro de mi salud física, al final el balance fue más positivo que negativo.
a

 b
 c

Un evento estelar compartir con Cucú con motivo de su LXV Aniversario de vida, eso incluyó un festejo con sus familiares y amigos más cercanos. Por mi parte le preparé un álbum fotográfico que incluyó dedicatorias muy sentidas y cariñosas de todos nosotros, esposo, hijos y nietos.

Otra publicación del 2014 fue el Mini Atlas de Frutas II, dedicado a mi Madre, que me inculcó el amor por las plantas y a mi familia nuclear por su apoyo. El formato se conservó como el del I completando  la colección a un total de 466 frutas.

En el País visité Querétaro, acompañado de mi esposa y de mi hijo Beto. Fue una gran convivencia familiar, tomamos un City Tour, inclusive el cerro de las campanas, y un paseo por la ruta del vino, que incluyó la Peña de Bernal (ver portada de miniatlas II) y un jardín botánico de cactáceas en Cadereyta.


Con Lizther, su familia y mi hermano Guillermo fuimos a  Ixtapan de la Sal, nos divertimos mucho en el trenecito del balneario.


Con Armando y su familia a La Marquesa, Santa Fe y Toluca, a esta dos veces pues tuvimos oportunidad de ser Padrinos de XV años de mi sobrina Carolina.

En el ámbito internacional estuve en San Antonio, Texas y vía, Los Ángeles, en algunos países de la impresionante Asia:




Seúl, Corea del Sur.


Singapur.

 Kuala Lumpur, Malasia.
Putrajaya, Malasia.


Bangkong, Tailandia.



Siam Rep, Camboya.

Hanói, Vietnam.
Halong, Vietnam.
Delta del Mekong, Vietnam.

Manila, Filipinas.





Como todos los años visitamos República Dominicana, gracias a mi yerno la conocemos mejor que muchos  dominicanos, aquí algunas fotos de la magnífica relación familiar con hija y nietos.

No puede ser menos, disfrutamos ampliamente encontrarnos con nuestro hijo que reside en Panamá, Panamá. Además de buenos restaurantes tuvimos el privilegio de conocer in situ la maravilla ingenieril que significaron las obras de ampliación del Canal de Panamá.

Merecidamente a Cucú la esperaba un Avanza, que ella ha cuidado con todo esmero.







Coincidiendo con el día de muertos, tuvimos la dicha de contar con una visita de nuestro querido Beto, fuimos al Zócalo y su Mamá le compuso una tradicional "calavera".





Como "no todo el monte es de orégano", al regresar de Asia tuve al mismo tiempo, una severa infección respiratoria, conjuntivitis y dos fracturas de dientes. El tratamiento con antibióticos, analgésicos y antinflamatorios, más una cirugía maxilofacial desembocaron en tremenda gastritis medicamentosa, la cual no puede superar en el resto del año.
Al cuadro clínico anterior hay que agregar: Masa mediastinal de origen a determinar, maculopatía ojo derecho y connato de obstrucción intestinal. 


Con motivo de mi cumpleaños LXIX, mi querida hija Tamy, auxiliada por sus dos hijos, organizó un documento que compiló opiniones de toda la familia, incluyendo hermanos, yerno, consuegra y hasta la muchacha del servicio, denominado "Te amamos  Papá Beto" que me emocionó muchísimo.



Mucho afecto y salud precaria en el último cuatrimestre de 2014.






Fotos varias del año, celebrando, con mi amigo Poncho, mi hija, mi nieta y mis hermanos.