jueves, 19 de febrero de 2009

El Denodado Camino del Éxito 21 FRANCISCO JOSÉ GABILONDO SOLER: Músico, poeta y “astróloco”.

Imagen: SACM


no entre quien ignore la música y la astronomía”


Ante todo era un músico consumado; originario del estado de Veracruz-que siempre ha gozado de un ambiente musical desbordante-, aprendió a tocar en forma autodidacta la pianola. A los 17 años-al estudiar para linotipista en Nuevo Orleáns-se embebió del alma musical del jazz, junto con otros géneros musicales que estaban en apogeo en los Estados Unidos, aprendiendo a tocar varios instrumentos. Al cumplir 25 años comienza profesionalmente su carrera musical interpretando temas de humor que eran de su inspiración, fue un cumplidísimo pianista con su personaje, el Guasón del Teclado. Dos años después, en octubre de 1934, el cantautor mexicano Gabilondo Soler cantó en la radio sus primeros cuentos musicales, en un pequeño espacio de 15 minutos, en que solo contaba con su voz, el piano y mucha imaginación; nace así Cri Crí-onomatopeya en francés del canto de un insecto-el Grillito Cantor, que cantó sus canciones infantiles radiadas durante casi 27 años, hasta que se retira en julio de 1961. Su creciente popularidad lo obligó a aprender a leer, escribir y hacer arreglos musicales, lo que lo afianzó en el gusto del auditorio infantil, hasta convertir el anochecer del domingo en el momento esperado por todos nosotros, los niños de los 40 y 50, que nos deleitábamos con sus fantasías musicales. Probó suerte musical en Argentina en donde permaneció un año. Su éxito trascendió las fronteras, transmitiendo en vivo desde la Habana, a través de la Voz de la América Latina. El Maestro Gabilondo Soler exploró y desarrolló muchos estilos y géneros diferentes para sus composiciones musicales. Por ser tan querido y reconocido, después de su muerte a los 83 años de edad, recibió numerosos tributos musicales; murió el hombre, pero no su obra. Cri Crí es un personaje que sigue vivo en el mundo musical de niños, padres, abuelos y hasta bisabuelos, que gozamos la herencia de sus fantasías musicales.

Como poeta fue calificado de genio-término que rechazaba, prefería que lo consideraran un hombre trabajador, metódico y honesto-. Su riqueza lingüística se debía a tres circunstancias: su origen de corte ibérico que le inculcó en el seno familiar un magnífico manejo del idioma español; sus viajes reales e imaginarios a través de la lectura de Andersen, Esopo, Hauff, Verne, los hermanos Grimm, y Salgari; así como su afición por los idiomas y el origen de las palabras. Los conocimientos adquiridos le dieron materia para poder hablar, y su capacidad de de observación crítica, aunados a su sentido del humor, marcaron el sello de su trabajo. Escribía los textos que se leían en sus canciones y la producción general y línea artística del personaje. A través de 216 canciones que escribió, evidenciaba su gran cultura general a pesar que solo cursó la educación básica en Orizaba, la tierra que lo vio nacer.

Lo que realmente le gustaba era la astronomía, nunca abandonó el deseo de conocer el espacio sideral. Llegó a la Ciudad de México en 1928 en busca de su sueño de estudiar astronomía, que era su pasión. Ingreso al Observatorio Nacional como voluntario en donde tuvo una fugaz pasantía. Era aficionado a aprender, así aprendió todo lo que pudo, especialmente geografía, matemáticas, historia y astronomía. Ya acreditado como artista disfrutaba al máximo las reuniones con sus amigos astrónomos, grupo que nominó “Los Astrolocos”, apelativo que, desde luego, él mismo se aplicaba. Ingresó a la Sociedad Astronómica de México como miembro activo en 1951, construyó un observatorio en el pueblo de Tultepec-al norte de la Ciudad de México-porque desde niño había soñado en ser un pirata de los cuentos que conocía los mares, y se orientaba por las estrellas.Como autodidacta indagó varias áreas del conocimiento, fusionando la música, los idiomas, la literatura y la astronomía.

Francisco, nació el 6 de octubre de 1907, hijo de Tiburcio Gabilondo Goya-tenedor de libros-y Emilia Soler Fernández, de procedencia española por ambas partes, heredó-al igual que sus hermanos-ojos claros, rasgos finos y pelo rubio. A los dos años viajó a Bergara-comarca del Alto Deva, provincia de Guipúzcoa, en el País Vasco-a visitar a sus ancestros de línea paterna, retornando a su tierra natal.

Su vida-con tragedias y amores-giró en torno a varias mujeres: Su madre-de 32 años-lo abandonó, junto con sus tres hermanos menores-una hermana-, cuando solo tenía ocho años de edad; creando en su hijo un gran vacío y una enorme tristeza, que le causó un gran dolor, hasta que en 1933 tuvo un fuerte reencuentro con su pasado, al encontrar a su madre, casada con un rico terrateniente, en la Ciudad de México, llevando una relación cordial durante largo tiempo.
Afortunadamente allí estaba la abuela, doña Emilia Fernández Flores, le ofreció a su yerno ayudarlo con los niños, ocupándose en cuerpo y alma de los tres hermanos, tocándoles el piano y leyéndoles cuentos, lo que catalizó la imaginación de Francisco. La abuela que lo crió fue su musa inspiradora-la casona de la abuela era su rincón favorito de la memoria-para sus canciones, “La muñeca fea”, “Chong Ki Fu”, “El chorrito” “Di por qué” y “El ropero”-toma el llavero abuelita y enséñame tu ropero- en cuyo interior se encontraba la espada de su abuelo, el coronel-que llegó a México, con tropas españolas, en 1861, como segundo de a bordo del general Prim-. El corazón de doña Emilia dejó de latir en 1927. Su esposo el coronel José Antonio Soler del Mazo, había muerto 10 años antes.

Otra mujer decisiva en la vida de Francisco Gabilondo Soler fue Rosario Patiño Domínguez-hija de un doctor de alcurnia-, dos años más grande que él, de la cual se enamora Francisco cuando tenía 18 años, casándose en 1927 en la Catedral de Orizaba, procreando su primer hijo en 1928. Con el bebé en brazos se mudaron a la Ciudad de México, donde el entra a trabajar a una industria y ella es contratada como secretaria.

Rosario, el amor de su vida, a quien Francisco José llamaba “Mamá Patito”-por el apellido Patiño-fue la inspiración de la canción “La Patita”, por ende el era el “pato sinvergüenza y perezoso”, ya que ella trabajaba mientras él tocaba y componía. La señora Gabilondo era hábil para los negocios y las relaciones públicas, llegando a ser directora de ventas de la XEW y factor principal para que el músico recibiera la oportunidad de salir al aire, con la producción de ella misma. A principios de 1935 Cri-Crí ya estaba en la cresta de la ola, sus canciones ya eran de dominio público, pero a causa de la fama-y de las múltiples admiradoras del joven compositor de 27 años-se separaron en 1954 y firmaron el divorcio un año después. La relación marital cesó, no así la de trabajo, Rosario fue su representante durante 50 años, muriendo en 1988. Francisco se volvió a casar, contrayendo nupcias con Yvette Boullet con quien procreó dos hijos.

Tuvo un hijo mas-Tiburcio Gabilondo Gallegos, encargado de la semblanza del ilustre veracruzano en el homenaje con motivo de su centésimo aniversario de nacimiento-con Gloria Gallegos, con la que nunca se casó, pero fue la única que lo acompañó hasta el final de su vida, cuando en diciembre de 1990, muere en su casa de Texcoco, estado de México, a la edad de 83 años por una afección cardiaca.

En 2007, al cumplirse 100 años de su nacimiento, se rindieron diversos homenajes a nivel nacional, en especial en la Ciudad de México y en la Ciudad de Orizaba; se develó un busto; varias estatuas; se llevaron a cabo exposiciones fotográficas; y el servicio postal mexicano emitió planillas de estampillas conmemorativas con su imagen, la de Cri Crí y algunos personajes de sus canciones.

Francisco José Gabilondo Soler recorrió el denodado camino del éxito y nadie se lo puede escatimar, bastaría con su producción y reconocimiento como Cri Crí-cuentos, aventuras y mas de doscientas canciones, 120 de ellas grabadas, que conquistaron al menos tres generaciones de mexicanos, incluido yo en primera fila- que dejó de transmitir por radio el 30 de julio de 1961 con un homenaje tumultuoso; pero el fue algo más: En su juventud se dedicó a practicar natación y boxeo-campeón estatal de peso welter-; fue torero-llegó a presentarse en 1932 con el sobrenombre de El Estudiante-. En 1941, para satisfacer su insaciable espíritu de aventura, hace una pausa en su programación y trabaja como marinero en un barco mercante que viaja por Sudamérica, arriba a la Patagonia y permanece un año en la tierra del tango. Reanuda su programa hasta 1944-que ya pedían a gritos los niños y las mamás de los niños-.Fue miembro fundador de la Sociedad de Autores y Compositores de México.

¿Quién es el que anda ahí?...

Ponte tu piyama, métete a la cama, porque ya es la hora de dormir…

Dotado de gran inteligencia, fue un suceso histórico que recorrió el denodado camino del éxito, como compositor de canciones infantiles, astrónomo, deportista, marino, hombre de viajes y libros con su espíritu libre y honesto; y hoy es, por su genialidad, recuerdo legendario que nos permite regresar a nuestra infancia cuando escuchamos sus hermosas canciones.

3 comentarios:

Bottaro dijo...

En casa teníamos una colección de discos de Cri-cri que papá nos ponía después de la cena. No había TV todavía en San Cristóbal y recuerdo que aprendí a reconocer los instrumentos musicales oyendo sus discos

Anónimo dijo...

SR. Soler, se que usted resguarda el tesoro de su padre. SUS CANCIONES.

Soy una maestra retirada de. 67 años deseosa de colaborar para que nuestros niños Mexicanos. Jugando y cantando aprendan el conocimiento de frutas y berduras. Indispensables para evitar el Sobrepeso que tanto daño hace a nuestra niñez.

Por tal motivo me encantaría me permitieran hacer uso de varios temas musicales muy conocidos ,con los cuales haremos parodias relacionadas a el tema antes citado .


Si es tan amable ,me gustaría platicar con usted sobre el particulR.
Yo radicó en Monterrey, n,l,
Y le dejo mi correo y mi teléfono.

De antemano agradezco su atención

Atentamente

PROFRA. Isabel gonzalez moreno

isabel_gzz@yahoo.com.mx

Cel. 0448110773790

Casa. 81. 83711922

Anónimo dijo...

SR. Soler, se que usted resguarda el tesoro de su padre. SUS CANCIONES.

Soy una maestra retirada de. 67 años deseosa de colaborar para que nuestros niños Mexicanos. Jugando y cantando aprendan el conocimiento de frutas y berduras. Indispensables para evitar el Sobrepeso que tanto daño hace a nuestra niñez.

Por tal motivo me encantaría me permitieran hacer uso de varios temas musicales muy conocidos ,con los cuales haremos parodias relacionadas a el tema antes citado .


Si es tan amable ,me gustaría platicar con usted sobre el particulR.
Yo radicó en Monterrey, n,l,
Y le dejo mi correo y mi teléfono.

De antemano agradezco su atención

Atentamente

PROFRA. Isabel gonzalez moreno

isabel_gzz@yahoo.com.mx

Cel. 0448110773790

Casa. 81. 83711922