viernes, 21 de julio de 2017

TRAZOS AUTOBIOGRÁFICOS 25 1967

Ingreso de Pasante el 15 de enero al Sanatorio Jesús Médico en la populosa colonia Romero Rubio, accidentalmente soy espectador del encuentro entre los Empacadores de Green Bay que ganaron 35 a 10 a los Jefes de Kansas City, el primer Superbowl y desde entonces de todos, ya que se ha hecho una tradición familiar reunirnos en la casa de mis padres a comer ricas tortas mientras disfrutamos del evento deportivo.



el 25 de febrero, en el Paseo de los Poetas en el Bosque de Chapultepec, Rosita y yo iniciamos una relación de noviazgo que se ha prolongado por más de medio siglo.


Con mis compañeros de grupo.



Al finalizar el año escolar, en los salones del Deportivo del Sindicato del Seguro Social llevamos a cabo la ceremonia de graduación, pues nuestro padrino de generación fue el propio Secretario General que a la vez era nuestro maestro de gastroenterología en La Raza.

En ese último año de mi carrera roto por varios servicios del Centro Médico La Raza, ahí en el Hospital de Ginecobstetricia me motivan a concursar para trabajar como visitador médico de los Laboratorios Servet, fue un proceso de selección interesante, las dos primeras semanas muchos aspirantes, exámenes los sábados y cero percepciones; las dos últimas semanas reducción notable de concursantes, las pruebas más difíciles, pero con pago. Finalmente somos seis los   elegidos: Ingreso a un trabajo formal, con seguridad social,  mi número de afiliación 167 45 6746. Anexo mi talonario de pago.
Ese año cumplo 22 años.
Rosita y yo gustábamos de ir a comer tacos a Coyoacán, en la taquería Los Queretanos que hacían los mejores tacos de pastor de todos los tiempos, le ponían col y le agregaban una salsa de fijoles caldosos  con un aderezo único e irrepetible.

No hay comentarios: