viernes, 21 de octubre de 2011

TEMAS INTERESANTES PARA BLOG 10:Castas Novohispanas, un esquema inteligente

Navegando por la red encontré un singular esquema sobre Castas en la Nueva España, sorprendiéndome el autor por su admirable capacidad de síntesis y la potencia de la herramienta pedagógica en la facilitación del entendimiento de tan complejo tema, de tal manera que presento el análisis de tan interesante esquema.


El sistema de estratificación colonial clasificaba a los habitantes de Hispanoamérica en tres razas: blanca o española, indígena y negra.


En la Nueva España había dos tipos de españoles: los que habían nacido en España (peninsulares) y los que había nacido en América (criollos), a ambos se les decía coloquialmente “gachupines”. Las mujeres blancas preferían a los peninsulares antes que los criollos.


Al principio los varones peninsulares no alcanzaban ni el 1% de la población total y las mujeres españolas siempre fueron escasas y en general no mantenían relaciones sexuales con indígenas. Los negros, traídos en calidad de esclavos eran más apreciados que los indígenas para el trabajo, durante la colonia entraban 20 negros por cada blanco de Europa, en México fueron un grupo minoritario, representando después de tres siglos el 2% de la población. El grupo mayoritario fueron los indios, sin embargo era el grupo más oprimido.


Otros extranjeros llegaron a la Nueva España: Algunos asiáticos, generalmente filipinos (indios chinos); de Europa flamencos, italianos, portugueses, alemanes y judíos conversos (marranos).


Durante la conquista y todo el período de colonización de la Nueva España se manifiesta con gran fuerza el fenómeno del mestizaje. A pesar de la discriminación y de los prejuicios socio-raciales de la sociedad colonial las uniones se llevaron a cabo mediante infrecuentes matrimonios mixtos o por relaciones sexuales ilegítimas, lo que era lo más frecuente. Al principio a los mestizos no se les reconocía como tales, o se les tomaba como españoles o por indígenas, pero no eran aceptados totalmente dentro de ningún grupo porque eran considerados como gente vil, terminando por ser rechazados por gachupines e indios.


En la práctica se llevaron a cabo muchos matrimonios mixtos, pues no había suficientes mujeres hispanas y las hijas de caciques y nobles indígenas traían con ellas dotes considerables para los conquistadores. Los altos funcionarios españoles tenían prohibido casarse aún con las criollas aristocráticas, so pena de ser sancionados civilmente con el encarcelamiento, el destierro, la confiscación de bienes y pérdida al derecho de herencia; en tanto que eclesiásticamente penas obligatorias y anulación del matrimonio.


Aunque el pensamiento mayoritario ha sostenido que en la mayoría de los casos el mestizaje se inicia por simples violaciones, las fuentes españolas han sostenido que las indias y las africanas buscaban voluntariamente tener relaciones sexuales con los españoles, el ejemplo clásico es el de la Malinche, la amante-esclava de Hernán Cortés, con quien incluso tuvo un hijo llamado Martín. Antes Cortés ya había tenido una hija en Cuba. Gonzalo Guerrero, español que naufraga en 1511 en la península de Yucatán, es considerado el padre del mestizaje en México.


A las personas que fueron el producto del cruce de las razas se les denominó “castas”, conjunto de individuos diferenciados étnicamente lo que impone derechos, obligaciones y privilegios inherentes al color de la piel.


Las castas fueron un grupo heterogéneo, que no se podía ubicar en ninguna de las razas y que eran negados y discriminados por unos y por otros. La sangre de las personas en cada grupo racial era “limpia”, pero si un hombre o una mujer de las diferentes razas engendraban un hijo, la sangre de éste se vería “manchada”, hecho que lo haría pertenecer a una casta.


En el siglo XVIII (de la ilustración) se inventó una clasificación racial de las personas mezcladas. El sistema de castas en la colonia española buscaba imponer un orden basado en la desigualdad, acentuando los privilegios de la minoría de potentados estableciendo un régimen de tipo servil, fundado en el trabajo forzado y el abuso sexual, estratificando a los mestizos según “limpieza de sangre” con lo que se conseguía una sociedad altamente discriminatoria.


Las castas muestran la complicada estructura social que se formó en la Nueva España; el sistema de castas no fue impermeable, existiendo un permanente entrecruzamiento y una masiva mezcla de la sociedad colonial, lo que finalmente no permitió distinguir las castas por sus características infinitas.


Español e india= MESTIZO
Español con mestizo=CASTIZO
Castizo con blanca=ESPAÑOL
Español con negra= MULATO
Mulata con blanco=MORISCO
Morisco con blanca=CHINO
Chino con india=SALTA ATRÁS (albino con blanca)
Salta atrás con mulato=LOBO (indio con torna atrás)



Lobo con china=JÍBARO
Jíbaro con mulata=ALBARAZADO (cambujo con mulata, mulato con tente en el aire)
Chino con india=CAMBUJO (albarazado con negra, zambazo con india)
Cambujo con india=ZAMBAIGO
Zambaigo con loba=CALPAMULATO
Campamulato con cambuja=TENTE EN EL AIRE (cambujo con india)
Tente en el aire con mulata=NO TE ENTIENDO (tente en el aire con china)
No te entiendo con india=TORNA ATRÁS (español y albino)

Otras castas no consideradas en el esquema son:
Indio con mestizo=COYOTE (barcino y mulata)
Coyote con indio=CHAMIZO
Albarazado con india=CACHIMBORETA
Albarazado con mulata=BARCINO
Español con morisca=ALBINO
Coyote con mestizo=ALLÁ TE ESTÁS
Indio con negra=ZAMBO
Español con coyote=HARNIZO
Negro con zamba=ZAMBO PRIETO
Lobo con india=ZAMBAZO
Chamizo con mestiza=COYOTE MESTIZO


El desmoronamiento del sistema de castas se produjo por la gran movilidad social, producto del mismo mestizaje que había contribuido a crearlas y con la Independencia se abolió la esclavitud y se amalgamaron las castas en una sola nacionalidad.